sábado, 25 de marzo de 2017

Granados: Orchestermusik


A través de las Eras las circunstancias han determinado a las grandes personalidades del género humano, aquellas personas que solidifican con sus actos y creaciones un ascenso de la cultura por el bien común, y es en la memoria de la gente erudita en quienes recae la obligación de no olvidar los nombres de cuyas obras sellan un vínculo entre lo mundano y efímero con lo celeste e imperecedero; ejemplos de ello se encuentran en variados momentos de la Historia del Arte y dentro de las joyas que la Literatura posee, la Divina Comedia y su autor Dante Alighieri ocupan un sitio en la eternidad porque su influencia quiebra las barreras del tiempo, porque dota de Inspiración a numerosos artistas sin importar época, lugar o condición social y porque es -a mi entender- la más interesante y entretenida lectura de fe religiosa, filosófica y moral escrita en Occidente.

Entre los compositores, la Divina Comedia encontró su más fuerte influjo en el Romanticismo, de los más sobresalientes y exitosos casos se puede mencionar a Liszt con su Fantasia quasi Sonata después de la lectura de Dante (para Piano) y su Sinfonía Dante (para Orquesta y Coro Femenino), ambas obras abordan deliberadamente el poema de manera abrasiva aunque su narrativa prioriza más a la construcción musical que la textual, por su parte, Tchaikovsky (en su Fantasía Sinfónica Op. 32) y Rachmaninov (en su Ópera Op. 25) se basaron en un punto especifico del 'Infierno', en el Canto V se relata la desdichada historia de Francesca da Rímini, una bella y noble italiana que vivió infelizmente tras contraer en contra de su voluntad nupcias con un hombre colérico llamado Gianciotto Malatesta, la discordia aumentó cuando ella se vio atraída y seducida por el hermano menor de su esposo, Paolo, pues poseía un temperamento tierno y una fina sensibilidad artística, las ideas, gustos y anhelos les unían ardientemente, sus encuentros cada vez más frecuentes se tornaron en suspiros de vida y cuando llegó su primer beso, el éxtasis amoroso había desenfrenado la lujuria, eran amantes, su destino, pagar su pasión con la muerte.

Perteneciendo a la generación de compositores que habrían de consolidar la escuela española, Enrique Granados también fue un espíritu romántico atraído por las obras del poeta italiano, como músico gozó de destreza y agilidad para la interpretación y una erudición inagotable para la creación musical, si bien sus obras para orquesta representan apenas una pequeña fracción dentro de toda su producción, el poema sinfónico Dante (la más ambiciosa composición de su autor) denota toda su maestría en el manejo de la gama orquestal y la finura de su pensamiento musical, el estilo de la pieza es post-wagneriano por el manejo excesivo de armonías cromáticas y arrebatados cambios de carácter, esta obra tuvo su primera audición en un concierto privado en el Palacio de la Música Catalana en Junio de 1908, dos años después el compositor revisó la partitura para su primera presentación pública en Barcelona pero no quedó del todo satisfecho con ella, la obra tendría que pasar por una última y minuciosa revisión previo a su estreno definitivo, llevado acabo el 25 de Mayo de 1915 por la Orquesta Sinfónica de Madrid dirigida por Enrique Fernández Arbós.

Enrique Granados (1867-1916)
"Dante" Poema Sinfónico Op. 21 (1907/08-15rev.)**
Cinco Piezas sobre Cantos Populares Españoles (189? Orq. de Anselm Ferrer 19??)
Intermezzo & "La Maja y el Ruiseñor" de la Ópera "Goyescas" (1915/16)*

Soprano: Frances Lucey*
Mezzo: Nancy Fabiola Herrera**
Director: Adrian Leaper
Orquesta Filarmónica de Gran Canaria
259 MB
EAC:FLAC+Cue+Log & Covers

Descargar

Este año se conmemora el 150° Aniversario del nacimiento de Enrique Granados, que sirva esta entrada para celebrar su año.

1 comentario:

  1. Many thanks and regards from The Netherlands.
    Veel dank en groeten uit Nederland.

    ResponderEliminar