viernes, 30 de junio de 2017

RE:Cuaderno de Viaje: Música de Mario Lavista


La composición en base a "técnicas extendidas" en los instrumentos tradicionales tiene sus nobles indicios en la música del posromanticismo alemán, compositores tan distinguidos como Gustav Mahler, Richard Strauss, Engelbert Humperdinck o Arnold Schönberg, habrían de ser los primeros en hacer uso de elementos poco convencionales como el flatterzunge (golpes continuos de lengua, sonidos articulados casi ásperos, su pronunciación habitual es Rrrrr...) o el sprechstimme (técnica vocal intermedia entre hablar y cantar), estos recursos paulatinamente se asociarían a la interpretación musical moderna y con el advenimiento de nuevos movimientos artísticos de avant-garde, la exigencia hacia los ejecutantes de igual manera se habría de expander, ahora los Multifónicos (dos o más sonidos separados por amplias alturas pero que suenan simultáneamente), Snap pizz (se le atribuye la innovación a Béla Bartók, consiste en pellizcar las cuerdas rebotando con fuerza en el diapasón), Slap tongue (el golpe de lengua más salvaje que pueda ser controlado), Cluster (en un piano, recargar toda la extensión de los brazos sobre el teclado, inventado por Henry Cowell), y demás, son elementos convencionales dentro de la llamada música contemporánea.

Aquí en México, uno de los primeros compositores en adherir todos estos recursos de manera exitosa a su lenguaje fue Mario Lavista (previamente Manuel Enríquez experimentó con todos ellos llegando a resultados interesantes pero no se clavaría demasiado en esta línea), quien es quizás el compositor mexicano más prestigiado -vivo- hasta hoy en día (y también radicado en el país), el álbum de hoy denota su adiestramiento con algunos de los elementos antes mencionados, las obras, todas corresponden a la década de los 80's, época donde la poderosa figura de Luciano Berio tenía un fuerte influjo sobre el maestro (y recuerden, no toda la buena música necesariamente debe reflejar belleza), Subid el volumen!.

Mario Lavista (n.1943)
Madrigal para Clarinete solo (1985)
"Marsias" para Oboe y Copas de Cristal (1982)
Lamento (a la memoria de Raúl Lavista) para Flauta baja solo (1981)
"Cuaderno de Viaje" Dos Piezas para Viola solo (primera versión 1989)
"Cuicani" para Flauta y Clarinete (1985)
"Cante" (Homenaje a Rodolfo Halffter) para dos Guitarras (1980)
Responsorio in Memoriam Rodolfo Halffter para Fagot y Percusiones (1988)

Flauta/Flauta baja: Marielena Arizpe
Oboe: Roberto Kolb
Clarinete: Luis Humberto Ramos
Fagot: Wendy Holdaway
Viola: Maurizio Barbetti
Dúo de Guitarras Castañón-Bañuelos
Percusiones: Ricardo Gallardo y Alfonso Mendoza
211 MB
EAC:FLAC+Cue+Log & Covers

Descargar

martes, 27 de junio de 2017

Huízar: Symphonien und Tondichtungen


"Un astro injustamente eclipsado por el tiempo, viandante de la bóveda celeste en medio de la luz y del olvido, sin poder retornar al volátil movimiento de las esferas, se pregunta a si mismo ¿Que es la Nada?........... hay una brisa cósmica ........... el silencio le ha respondido"

Era un lunes 22 de mayo del año 1944 cuando el muy respetado compositor, Mtro. Candelario Huízar, fue acechado por una "ictus cerebral" de mortal gravedad cuyo desenlace sería una hemiplejía que lo dejaría -casi- paralítico e incapacitado hasta el final de sus días en el No. 15 de la Calle Azabache de la Colonia Estrella (no muy lejos de la Basílica de Guadalupe) alejado de toda actividad artística. De ahí en adelante serían pocas las veces en que volvería a ser visto el maestro en público, una de ellas sería el 22 de Enero de 1952 en el Palacio de Bellas Artes para la entrega del Premio Nacional de Ciencias y Artes 1951, merecidamente, Huízar era condecorado en dicha emisión.

De orígenes muy humildes, el pequeño Candelario se involucró en el mundo de la música desde una tierna edad aprendiendo a tocar diversos instrumentos de aliento en la Banda municipal de su natal Jerez, pueblo mágico del estado de Zacatecas (aquel sitio sería también la cuna de otro célebre personaje, el Poeta de México, Ramón López Velarde), su adiestramiento profesional no iniciaría hasta bien entrado 1918 tras matricularse en el Conservatorio Nacional de Música a so pesa de sus 35 años (digo, si Erik Satie decidió entrar a la Schola Cantorum a los casi 40 años -Oh Dios!!- para estudiar de a de veras, no veo extrañeza alguna en que Húizar entrara a esa edad, supongo), en aquel plantel sus profesores -entre los más destacables- fueron Gustavo E. Campa (composición) y Arturo Rocha (corno), se graduaría en 1924.

En el lapso de los siguientes 20 años (aparte de desempeñarse como bibliotecario y cornista de la Sinfónica de México) Huízar consolidó una obra rica en contrastes que, si bien inició con un romanticismo a la francesa (notoria es la influencia del Mtro. Campa), escaló hasta las más altas cumbres del movimiento nacionalista como pionero del indigenismo musical, una vertiente que no había sido lo suficientemente explorada en aquel entonces, elocuentes ejemplos de esta estética son sus Sinfonías, destacando principalmente la Cuarta, intitulada Cora, por el empleo de cantos y danzas de esta comunidad indígena fuertemente ligada a los huicholes del estado de Nayarit, su estreno se llevaría acabo el 7 de Agosto de 1942 por la Orquesta Sinfónica de México bajo la dirección de Dimitri Mitrópoulos.

Sus grandes cualidades como sabio orquestador serian la clave fundamental para la composición de sus Poemas Sinfónicos, donde supo ilustrar -con armonías quasi impresionistas- los aires de la vida campesina posrevolucionaria. Esto, entre otros aspectos, nos dan pauta para considerar la vida y obra de Candelario Huízar como uno de los exponentes más relevantes del arte de la primera mitad del siglo XX en México, y además, basta decir que lograr una universalidad sin jamas haber salido del país lo hace aun más autentico. La tragedia de su convalecencia, únicamente comparable -me atrevo a decir- con la muerte de Silvestre Revueltas, fue -quizás- la razón por la cual su obra dejó de figurar tanto en nuestro medio musical local, de sus más de tres centenares de obras apenas y una docena de ellas se encuentran editadas, por lo cual, acceder a sus partituras aun hoy en día sigue siendo difícil.

Afortunadamente, el álbum doble de hoy nos da un remedio ante la poca frecuencia en que pueden ser escuchadas sus obras, por último y comentario final, vale mucho la pena aplaudir el trabajo del director de orquesta, Sergio Cárdenas, quien con mucho empeño se ha dado tarea en difundir la obra orquestal del maestro de Jerez a lo largo y ancho de su carrera, por dar un ejemplo, durante el marco del festival Young Euro Classic 2016 celebrado en Alemania, la Orquesta Sinfónica "Estanislao Mejía" de la Facultad de Música (UNAM) bajo su dirección interpretó la Sinfonía Cora de Huízar el 2 de septiembre en la sala principal de la Konzerthaus de Berlín, siendo esta su primera audición en Europa (a no ser que alguno de ustedes, visitantes del otro lado del charco, que haya escuchado este álbum previamente, creo que si, en efecto, habrá sido su estreno), dense un viaje!.

Candelario Huízar (1883-1970)
"Imágenes" Poema Sinfónico (1919-27rev.)
Sinfonía No. 1 (1930)
"Surco" Poema Sinfónico (1935)
Sinfonía No. 2 "Oxpanixtli" (1936)
Sinfonía No. 3 (1938)
Sinfonía No. 4 "Cora" (1942)

Director: Sergio Cárdenas
Orquesta Sinfónica Nacional de México
722 MB
EAC:FLAC+Cue+Log

Descargar

domingo, 25 de junio de 2017

RE:Rolón: Lieder und Streichquartett


Desde tiempos antiquísimos ha existido una afinidad por unificar Letra y Música en un "arte ecuánime", aquel donde texto y notas son creadores de un bello discurso provisto de una melodiosa retórica que sea capaz de evocar -en los oyentes- alegrías y pasiones con mayor impacto y verismo, ergo, un formato sencillo e íntimo resulta como el más idóneo para este propósito y es que (entre todas las formas vocales) por antonomasia la Canción se amolda (como anillo al dedo) con estos menesteres. Ahora, siempre hay que tener en cuenta que el uso de elegantes y refinados poemas no necesariamente constituye la clave de una buena canción, estructurar oraciones en frases melódicas es función del compositor (si es que es afín al género musical) y si este no logra ser seducido por las palabras, entonces la canción, sencillamente, no puede ser.

Para esta ocasión traigo para ustedes este álbum que nos exhorta a apreciar la bellas Chansons de José Rolón en amalgama con algunos poemas de Amado Nervo, Xavier Villaurrutia, Salvador Novo, y José Gorostiza, por si esto fuera poco el álbum también incluye el Cuarteto Op. 35 que Rolón compuso durante su segunda estadía en París (bien dicen que si se quiere tener una impresión sólida y directa del pensamiento musical de un compositor, la mejor manera es escuchar un cuarteto de cuerdas), Ora pues, Suenenle!.

José Rolón (1876-1945)
"Trois mélodies" para Voz y Piano (1929)
"Epigrama" Madrigal para Voz y Piano (1928)
Canción de la Noche para Voz y Piano (1932)
"No le habléis de amor" Canción para Voz y Piano (1931)
"Incolor" Canción para Voz y Piano (1932)
"Dibujos sobre un Puerto" Ciclo de Canciones para Soprano y Piano (1932)
¿Quién me compra una Naranja? Canción para Voz y Piano (1931)
"Naufragio" Canción para Voz y Piano (1937)
"Mi tristeza es como un rosal florido" Canción para Voz y Piano (1932)
"Deseos" Canción para Voz y Piano (1931/32)
Cuarteto de Cuerdas Op. 35 (1928/29)

Soprano: Lourdes Ambriz
Piano: Ricardo Miranda
Cuarteto Latinoamericano
198 MB
EAC:FLAC+Cue+Log & Covers

Descargar

martes, 13 de junio de 2017

RE:Chávez dirige Chávez


Bien, este día hay un excelente motivo por el cual recordar a una de las figuras más ilustres de América (y no estoy exagerando al considerarlo así, ehh!), se trata nada más y nada menos que del compositor mexicano Carlos Chávinsky (así, a la rusa, tal cual como lo nombraba su amigo Miguel Covarrubias), y la razón no es cualquiera, pues hoy casualmente se cumplen 118 años de su natalicio, por ello, en tan particular ocasión creo que es loable leer un poco sobre la vida de tan interesante personaje, pero aun más importante, escuchar algo de su música (y que mejor manera que siendo interpretada bajo su propia batuta!!). Para los admiradores del Mtro. Chávez estas grabaciones -realizadas en los primeros meses de 1958- de sus tres intituladas Sinfonías resultarán imprescindibles para sus colecciones, disfrútenlo.

Carlos Chávez (1899-1978)
Sinfonía No. 1 "Antígona" (1932/33)
Sinfonía No. 2 "India" (1935/36)
Sinfonía No. 4 "Romántica" (1953)

Director: Carlos Chávez
New York Stadium Symphony Orchestra
215 MB
EAC:FLAC+Cue+Log & Covers

Descargar

sábado, 10 de junio de 2017

RE:Días de Mar y Río: Del Folklore Latinoamericano al Piano de Concierto


Desde las más profundas entrañas de nuestra tierra latinoamericana emanan sonoridades exóticas, mágicas vibraciones cual poderío logran a todo un continente mover al pulso de sus vivas tradiciones indígenas que, sin ninguna duda, la distinguen de cualquier otra región del orbe, por lo cual, aquí toda manifestación artística (por muy refinada que sea) inspirada en su Folklore tendrá impregnada una esencia conciliadora (heredada gracias al mestizaje) entre lo particular y lo universal.

El repertorio seleccionado en el presente álbum trata sobre los ecos de una américa criolla que está ansiosa por ser escuchada, las teclas de un piano que bailen al ritmo de estas raíces demandan un magnífico interprete y Arturo Nieto-Dorantes cumple con esa exigencia, ........ no se diga más.

Manuel María Ponce (1882-1948)
"Xochimilco" Barcarola Mexicana (1915)
Rapsodia Mexicana No. 1 (1911)

Heitor Villa-Lobos (1887-1959)
Chôros No. 5 "Alma Brasileira" (1925)

Camargo Guarnieri (1907-1993)
"Lundú" (1935)

Ignacio Cervantes (1847-1905)
Nos. 20, 21 & 35 de "Treinta y Siete Danzas Cubanas" (18??)

Ernesto Lecuona (1896-1963)
Nos. 1 & 2 de la Suite de "Danzas Afro-Cubanas" (1930)

Arturo Márquez (1950)
Días de Mar y Río (1997)

Juan Bautista Plaza (1898-1965)
Sonatina Venezolana (1934)

Pedro Humberto Allende (1885-1959)
Nos. 1, 5 & 8 de "Doce Tonadas de Carácter Popular Chileno" (1920)

Mariano Mores (1918-2026)
"Taquito Militar" Milonga (1952)

Alfonso Broqua (1876-1946)
Tres Preludios Pampeanos (1938)

Piano: Arturo Nieto-Dorantes
200 MB
EAC:FLAC+Cue+Log & Covers

Descargar

miércoles, 7 de junio de 2017

RE:Mexikanische Musik


De todas las obras contenidas en el álbum (doble) de hoy, quisiera centrar nuestra atención en las obras concebidas para la Danza, pero antes de ello, es menester contextualizar el suceso histórico cuando -aquí en México- al gobierno federal se le ocurrió la brillante idea de apoyar con gran pompa y epifanía las raíces culturales de este bello país, por lo cual se creó el Instituto Nacional de Bellas Artes en 1947 (no es que antes de ese año no existiera financiamiento gubernamental hacia las artes, la creación de este nuevo organismo marcaba la descentralización del Departamento de Bellas Artes -que pertenecía a la Secretaría de Educación- para su administración autónoma, y eso se mantuvo hasta que el INBA fuera nuevamente absorbido en 2015 por la llegada de la -no muy eficiente- Secretaría de Cultura) durante el mandato del presidente Miguel Alemán.

Como director general fue designado Carlos Chávez (con toda seguridad, la más ilustre cabecilla que ha estado al frente en toda la historia de dicho organismo), cuya administración emprendió un programa educativo que entró en contacto con todas las clases sociales del país, para ello se crearon escuelas de iniciación artística, se fundaron centros de investigación, las escuelas de educación superior se modernizaron y se institucionalizaron varias agrupaciones como la Sinfónica Nacional y la Compañía Nacional de Ópera, entre otras actividades.

Bien, aquí es cuando regresamos a hablar más en materia. En los años antecesores a 1940, todo movimiento dancístico (en su manifestación más culta) tenía un impacto poco exitoso en la vida cultural del país, la aparición en 1932 de la Escuela Nacional de Danza (dirigida en sus primeros años por Carlos Mérida pero fundada por iniciativa de Narciso Bassols y José Gorostiza) se había dado tarea en sensibilizar a los públicos que frecuentaban los teatros para ver Zarzuelas (entre otros géneros similares) y acercarlos a apreciar el Ballet clásico, ademas habían pocos bailarines y coreógrafos profesionales que tomaran las riendas ante esta ardua labor (el único capaz en esta época era José Limón, quien por aquellos años se abría paso en los Estados Unidos y sería a la postre, una de las figuras más emblemáticas de la danza moderna americana), no fue hasta 1937 cuando la Danza tuvo su primer acierto al elegir a Nellie Campobello (ella, junto a su hermana menor Gloria Campobello, fueron de las más destacadas bailarinas de estos tiempos) como la nueva directora de la escuela de danza, 2 años después Anna Sokolow vendría a México y fundaría "La Paloma Azul", el primer grupo artístico de Danza moderna que existió en el país y al año siguiente, se organizaría el Ballet de Bellas Artes bajo el liderazgo de Waldeen von Falkenstein.

Para finales de la década de los '40 el movimiento dancístico empezó a tomar un relieve mayor, en 1947 se institucionalizó la Academia de la Danza Mexicana, y al año siguiente la Compañía Nacional de Danza, ambos órganos demandaban la estrecha colaboración entre coreógrafas y compositores que cada vez era más imprescindible, y es así como -con algunas pocas excepciones en las décadas pasadas- se gestaron los primeros ballets modernos (aunque claro, con una fuerte influencia de la danza folklórica) en México.

Ahora (por fin!!) hablemos sobre la música, recordando todo lo que se ha dicho de Carlos Jiménez Mabarak (sino, pulsad aquí), centrémonos en su Balada del Venado y la Luna, la segunda obra que su autor consagró para la Danza, este ballet con argumento del propio compositor, tuvo la colaboración de Ana Mérida (coreografía) y Rufino Tamayo (escena y vestuario), su estreno se llevó acabo el 7 de diciembre de 1949 en el Palacio de Bellas Artes con la Orquesta Sinfónica Nacional dirigida por el propio Mabarak. Por su lado, La Manda, ballet de Blas Galindo basado en el cuento "Talpa" de Juan Rulfo, contó con la colaboración de Rosa Reyna en la coreografía y José Chávez Morado en la escenografía, su estreno se realizó, igualmente, en el Palacio de Bellas Artes el 31 de Marzo de 1951.

CD1

Blas Galindo (1910-1993)
"La Manda" Ballet (1950/51)

Carlos Chávez (1899-1978)
Encantamiento y Zarabanda (Nos. 2 & 3) de "La Hija de Cólquide" Suite Sinfónica (1943)

José Pablo Moncayo (1912-1958)
"Tierra de Temporal" Poema Sinfónico (1949)

Silvestre Revueltas (1899-1940)
"Janitzio" Poema Sinfónico (1933-36rev.)

Carlos Jiménez Mabarak (1916-1994)
Balada del Venado y la Luna (1948)

Director: Fernando Lozano
Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México
283 MB
EAC:FLAC+Cue+Log & Covers

Descargar

CD2

Rodolfo Halffter (1900-1987)
"La Madrugada del Panadero" Ballet Suite Op. 12 (1940)

Silvestre Revueltas
Cinco Canciones para Niños para Voz y Orquesta de Cámara* (1938)

Héctor Quintanar (1936-2013)
"Fábula" (sobre un tema del siglo XVIII) para Coro mixto y Orquesta (1964)

Heitor Villa-Lobos (1887-1959)
Chôros No. 10 "Rasga o Coraçao" para Coro mixto y Orquesta (1926)

Carlos Chávez
Sinfonía No. 2 "India" (1935/36)

Soprano: Irma González* 
Director: Fernando Lozano
Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México
344 MB
EAC:FLAC+Cue+Log & Covers

Descargar

sábado, 3 de junio de 2017

Bicentenario de la Música Sinfónica Chilena Vol. 2


Nuevamente ha llegado la ocasión para que nuestra escucha expanda su interés por las obras de los maestros de la nación chilena. La gama contenida en el álbum de hoy nos da una sutil muestra del panorama musical chileno -a mediados del siglo pasado- a través de tres compositores muy diferentes en sus estilos y personalidades pero que compartieron un elemento en común, la instrucción compositiva con su maestro Pedro Humberto Allende en el Conservatorio Nacional de Música (el hoy Departamento de Música y Sonología de la Universidad de Chile), tras sus estudios, cada uno emprendería la búsqueda de un lenguaje más personal. Hören Sie!.

René Amengual (1911-1954)
Preludio Sinfónico (1939)

Gustavo Becerra (1925-2010)
Concierto para Flauta y Orquesta de Cuerdas (1957)

Alfonso Letelier (1912-1994)
Concierto para Guitarra y Orquesta de Cámara Op. 31 (1960-84rev.)

Flauta: Guillermo Lavado
Guitarra: Luis Orlandini
Director: David del Pino Klinge
Orquesta Sinfónica de Chile
297 MB
EAC:FLAC+Cue+Log & Covers

Descargar