martes, 27 de junio de 2017

Huízar: Symphonien und Tondichtungen


"Un astro injustamente eclipsado por el tiempo, viandante de la bóveda celeste en medio de la luz y del olvido, sin poder retornar al volátil movimiento de las esferas, se pregunta a si mismo ¿Que es la Nada?........... hay una brisa cósmica ........... el silencio le ha respondido"

Era un lunes 22 de mayo del año 1944 cuando el muy respetado compositor, Mtro. Candelario Huízar, fue acechado por una "ictus cerebral" de mortal gravedad cuyo desenlace sería una hemiplejía que lo dejaría -casi- paralítico e incapacitado hasta el final de sus días en el No. 15 de la Calle Azabache de la Colonia Estrella (no muy lejos de la Basílica de Guadalupe) alejado de toda actividad artística. De ahí en adelante serían pocas las veces en que volvería a ser visto el maestro en público, una de ellas sería el 22 de Enero de 1952 en el Palacio de Bellas Artes para la entrega del Premio Nacional de Ciencias y Artes 1951, merecidamente, Huízar era condecorado en dicha emisión.

De orígenes muy humildes, el pequeño Candelario se involucró en el mundo de la música desde una tierna edad aprendiendo a tocar diversos instrumentos de aliento en la Banda municipal de su natal Jerez, pueblo mágico del estado de Zacatecas (aquel sitio sería también la cuna de otro célebre personaje, el Poeta de México, Ramón López Velarde), su adiestramiento profesional no iniciaría hasta bien entrado 1918 tras matricularse en el Conservatorio Nacional de Música a so pesa de sus 35 años (digo, si Erik Satie decidió entrar a la Schola Cantorum a los casi 40 años -Oh Dios!!- para estudiar de a de veras, no veo extrañeza alguna en que Húizar entrara a esa edad, supongo), en aquel plantel sus profesores -entre los más destacables- fueron Gustavo E. Campa (composición) y Arturo Rocha (corno), se graduaría en 1924.

En el lapso de los siguientes 20 años (aparte de desempeñarse como bibliotecario y cornista de la Sinfónica de México) Huízar consolidó una obra rica en contrastes que, si bien inició con un romanticismo a la francesa (notoria es la influencia del Mtro. Campa), escaló hasta las más altas cumbres del movimiento nacionalista como pionero del indigenismo musical, una vertiente que no había sido lo suficientemente explorada en aquel entonces, elocuentes ejemplos de esta estética son sus Sinfonías, destacando principalmente la Cuarta, intitulada Cora, por el empleo de cantos y danzas de esta comunidad indígena fuertemente ligada a los huicholes del estado de Nayarit, su estreno se llevaría acabo el 7 de Agosto de 1942 por la Orquesta Sinfónica de México bajo la dirección de Dimitri Mitrópoulos.

Sus grandes cualidades como sabio orquestador serian la clave fundamental para la composición de sus Poemas Sinfónicos, donde supo ilustrar -con armonías quasi impresionistas- los aires de la vida campesina posrevolucionaria. Esto, entre otros aspectos, nos dan pauta para considerar la vida y obra de Candelario Huízar como uno de los exponentes más relevantes del arte de la primera mitad del siglo XX en México, y además, basta decir que lograr una universalidad sin jamas haber salido del país lo hace aun más autentico. La tragedia de su convalecencia, únicamente comparable -me atrevo a decir- con la muerte de Silvestre Revueltas, fue -quizás- la razón por la cual su obra dejó de figurar tanto en nuestro medio musical local, de sus más de tres centenares de obras apenas y una docena de ellas se encuentran editadas, por lo cual, acceder a sus partituras aun hoy en día sigue siendo difícil.

Afortunadamente, el álbum doble de hoy nos da un remedio ante la poca frecuencia en que pueden ser escuchadas sus obras, por último y comentario final, vale mucho la pena aplaudir el trabajo del director de orquesta, Sergio Cárdenas, quien con mucho empeño se ha dado tarea en difundir la obra orquestal del maestro de Jerez a lo largo y ancho de su carrera, por dar un ejemplo, durante el marco del festival Young Euro Classic 2016 celebrado en Alemania, la Orquesta Sinfónica "Estanislao Mejía" de la Facultad de Música (UNAM) bajo su dirección interpretó la Sinfonía Cora de Huízar el 2 de septiembre en la sala principal de la Konzerthaus de Berlín, siendo esta su primera audición en Europa (a no ser que alguno de ustedes, visitantes del otro lado del charco, que haya escuchado este álbum previamente, creo que si, en efecto, habrá sido su estreno), dense un viaje!.

Candelario Huízar (1883-1970)
"Imágenes" Poema Sinfónico (1919-27rev.)
Sinfonía No. 1 (1930)
"Surco" Poema Sinfónico (1935)
Sinfonía No. 2 "Oxpanixtli" (1936)
Sinfonía No. 3 (1938)
Sinfonía No. 4 "Cora" (1942)

Director: Sergio Cárdenas
Orquesta Sinfónica Nacional de México
722 MB
EAC:FLAC+Cue+Log

Descargar

2 comentarios:

  1. Many thanks and regards from The Netherlands.
    Veel dank en groeten uit Nederland.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por expandir nuestro horizonte de la música mexicana!

    ResponderEliminar