martes, 11 de julio de 2017

RE:Revueltas: Orchesterwerke II


Las revueltas del arte como sucesos mal dolorosos infunden falsas ilaciones dentro de una mente brillante, Yo, quien escribe estas lineas (aunque sea algo altanero esta vez en mi reseña, lo se, dispensen), soy muy susceptible al disgusto cuando hallo hechos que no obedecen a las leyes causa-efecto. Digo esto porque me es debido explicar la desaprobación que siento al término de la lectura de un libro o artículo de los muchos reputados investigadores pseudo-expertos en la historiografía de la vida de Silvestre Revueltas y que argumentan ligar su obra creativa con el estridentismo (que fue ante todo un movimiento literario de vanguardia en México que perduró de los años 1920 a 1940, aprox.) debido a su ideología artística y política. En mi opinión, no hace falta creerse un "ilustrado" para dar en cuenta que la estética modernista de la música de Revueltas (sin tomar en cuenta lo muy mexicano que suenen sus melodías y armonías) no pudo haber sido concebida aquí en el país ni tampoco por haber entablado amistad con los dirigentes de dicho movimiento. La razón de mis argumentos son los siguientes:

En las varias idas y venidas del compositor hacia los Estados Unidos desde 1917 hasta 1929, especialmente en los años que residió en Chicago, es altisimamente probable (99.8%) que asistiera a alguno de los conciertos auspiciados por la International Composers' Guild (1921-27) fundada y presidida por Edgard Varèse (llamado como el Mago de los Sonidos por Miguel Ángel Asturias), su asociación -perfilada como una cooperativa financiada por donaciones- sería la principal encargada de presentar las composiciones más radicales y vanguardistas (tanto de compositores de América como de Europa) en los Estados Unidos en aquella década. Cuando esta dejó de existir, al año siguiente apareció la Pan American Association of Composers (1928-1934) fundada por Varèse pero dirigida por Henry Cowell, esta nueva sociedad de compositores exhortaría al buen Silvestre a ser uno de sus asociados (y no sería el único, también Carlos Chávez formaría parte de esta, de hecho el fue uno de sus vicepresidentes, al igual, Charles Ives, Heitor Villa-Lobos, Amadeo Roldán, Alejandro García Caturla, y otros grandes personajes, figurarían entre los asociados, apodados los ultramodernistas), por ende, he aquí de donde se afinarían las verdaderas tendencias modernas de la música de Revueltas, y principalmente -vale la pena recalcarlo- por la poderosísima influencia de Edgard Varèse.

Y si aun estos argumentos no bastaren para los más escépticos, les he de recomendar enfáticamente una escucha que sustenta elocuentemente mi juicio. En el álbum de hoy encontraran Ventanas, uno de los seis poemas sinfónicos compuestos por Revueltas en la primera mitad de los años 30' (el séptimo y último sería Sensemayá de 1937-38), esta pieza es -junto a Esquinas- donde su autor experimentaría con las técnicas más vanguardistas de su época, ambas no obedecen del todo a los cánones de la melodía lírica horizontal ni a los giros de la verticalidad armónica, dando gran predilección por explotar los recursos de variación rítmica yuxtapuesta, los puntos de climax son las densidades de la masa sonora organizada por fractales tímbricos, como si se tratara de un experimento de cristalización, cabe decir que el compositor escribió un breve y poco aclaratorio programa referente a su obra (así que no tiene sentido saberlo). Ventanas fue (dedicada a Ángela Acevedo, su segunda esposa) estrenada el 4 de Noviembre de 1932 por la Orquesta Sinfónica de México dirigida por su autor, como habría de esperarse, los críticos conservadores (y uno que otro del público) habrían de salir del concierto llorando como niñitas y lamentando que sus oídos de porcelana se habían lastimado (Si señor!!)

Ahora quisiera cambiar un poco mis matices, por lo cual hablaré sobre Itinerarios pero antes habré de contextualizarla. Uno de los episodios más sangrientos de la década de los 30' fue la Guerra Civil Española que tuvo su beligerancia entre julio de 1936 y abril de 1939, un conflicto entre dos facciones que -además de propagar confusión entre el pueblo sobre los verdaderos motivos del inicio de hostilidades - básicamente luchaban por el mismo objetivo (someter al otro bando sin importar las consecuencias), entre las victimas inocentes de la guerra, el poeta andaluz Federico García Lorca, cuyo fusilamiento acaecido el 19 de agosto de 1936 sería recordado como una de las acciones más cobardes y viles realizadas por el bando nacional de Francisco Franco, al saber esta noticia, Revueltas sufrió un luto desolador por el fallecimiento de su más admirado y predilecto poeta, por ello compuso su Homenaje a Federico García Lorca (compuesto en el estío de 1936 y estrenado el 14 noviembre de ese año) paralelo a ello, el compositor había sido designado presidente de la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios (LEAR), asociación que emprendería -al año siguiente- su comitiva hacia España en solidaridad con el bando republicano, la delegación de intelectuales que -tras partir de México hacia los Estados Unidos- se embarcaron en el trasantlántico RMS Britannic 1929 desde Nueva York hacia el viejo mundo, estaban un joven Octavio Paz, David Alfaro Siqueiros (quien fue el más extremista entre los representantes, pues el se enlistaría como soldado), José Chávez Morado y -entre otros- Silvestre Revueltas, quien llegaría a Barcelona el 17 de julio del 37 (justo al año de haber iniciado la guerra), después recorrería Cataluña y Valencia donde atestiguaría ver una Nación ensangrentada, endeudada y empobrecida. A inicios del 38 regresaría a México.

Los recuerdos de la miseria sometida a la madre España se plasmarían en dos de sus obras, la primera de ellas es el Canto de Guerra para las Fuerzas leales cuya Fanfarria de Metales es empleada en los primeros compases de Itinerarios, la segunda de estas, concluida poco tiempo después del triunfo de Franco, si bien, el compositor nunca escribió o comentó un programa explicativo ni definió si era un poema sinfónico o algo parecido (vaya que tenía la costumbre de hacer cosas así!!) fácilmente el escucha podrá asociar el discurso de la obra con las vivencias del compositor antes mencionadas, esta pieza tiene una de las melodías más tristes y sentimentales compuestas por Revueltas, el solo desgarrador del Saxofón soprano acompañado por las notas lagrimosas del Arpa demuestran el lado del Revueltas humano, que no puede ser indiferente ante la tragedia pero nada puede hacer por cambiarla. Disfruten la escucha.

Silvestre Revueltas (1899-1940)
"La Noche de los Mayas" (1939, Suite de José Yves Limantour 1960)
"Itinerarios" para Orquesta (1938/39)
"Ventanas" Poema Sinfónico (1931)
"Caminos" Poema Sinfónico (1934-36rev.)

Director: Carlos Miguel Prieto
Orquesta Sinfónica de Xalapa
245 MB
EAC:FLAC+Cue+Log

Descargar

2 comentarios:

  1. ya no sirve el enlace, hay manera de poder conseguirlo?

    ResponderEliminar
  2. El enlace esta dañado. No se puede descomprimir

    ResponderEliminar