miércoles, 30 de agosto de 2017

RE:Falla: La Vida Breve


La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando había dado a conocer en julio de 1904 su convocatoria al "Concurso de Composición de Ópera Española 1905" con unas cuantas cláusulas algo restrictivas a la vez que desalentadoras (pero con buenas intenciones, pues al evitar todo tipo de "zarzuelísmo" se buscaba dignificar el teatro musical español elevándolo a la categoría del Drama lírico), primero, las óperas postulantes se adecuarían al formato de un único acto, segundo, la temática debía ser de identidad nacional, tercero, el ganador recibiría una remuneración de 2500 pesetas y, cuarto, la garantía de que la Academia buscaría gestionar por todos los medios posibles las representaciones públicas de las obras galardonadas en alguno de los recintos madrileños que se encontrara a disposición. El jurado calificador estaría presidido por respetados compositores de la época, entre los cuales figuraban Tomás Bretón (por aquellos tiempos en la cúspide de su fama) y José Serrano (el más prolífico compositor de zarzuelas de su generación) y otros.

Por tal misiva, Manuel de Falla emprendería -entre agosto de 1904 y marzo del siguiente- la composición de La Vida Breve en colaboración con Carlos Fernández Shaw, quien había escrito -unos cuantos meses atrás- un Poema de titulo homónimo que, a instancias del compositor, lo reestructuró de acorde a las exigencias de un digno libreto de ópera (de hecho, por lo general, el buen éxito de una ópera se debe a la estrecha relación entre compositor y libretista, La Vida Breve es un ejemplo de ello), además, ambos poseían el talento innato para asegurar el éxito, por un lado, Falla ya había tenido experiencia componiendo música para la escena (seis zarzuelas, de las cuales solo una, Los amores de la Inés, en 1902 logró estrenar), y por el otro, Fernández Shaw ya había adquirido una solida maestría en la dramaturgia (más de 60 libretos -de un total de 73- para el teatro lírico). El 31 de marzo de 1905 (fecha limite de inscripción) el compositor entregaría su manuscrito a las autoridades de la Academia, meses después, el 2 de  noviembre el jurado dio a conocer su dictamen, el cual declaraba unánimemente a Manuel de Falla como el ganador del concurso, el 13 del mismo, públicamente era laureado.

Tras su airoso triunfo, el compositor esperó -contrario a toda expectativa- inútilmente durante los 18 meses siguientes el poder ver La Vida Breve representada, la razón fue que la Academia no logró convencer a las compañías de ópera que se presentaban en el Teatro Real [de Madrid] para su puesta en escena porque sus dirigentes argumentaban (con muchos prejuicios) que el libreto "era vulgar y de mal gusto". Sabiendo que su carrera no escalaría más mientras permaneciera en España, Falla decidió en el verano de 1907 partir hacia París (residiría en la capital francesa hasta 1914) donde conocería y entablaría amistad con Paul Dukas, quien le asesoró en el arte de la orquestación mientras que Claude Debussy le daba consejos en cuanto a la armonía y declamación vocal, es por ello que Falla entre 1909-12 revisaría arduamente la partitura cuya primera gran reforma fue dividirla en dos actos para mejores efectos dramáticos, la gama orquestal fue notoriamente reforzada al igual que fueron compuestos nuevos segmentos, como por ejemplo, el bello y nostálgico intermezzo y la danza gitana del segundo acto, cuadro dos.

El argumento de la ópera pertenece al más puro estilo del verismo trágico, la acción se sitúa en el barrio de Albaicín en Granada, la protagonista de la historia, Salud, una joven y bella gitana de buen corazón está ciegamente enamorada de Paco, un engreído y astuto señorito que mediante falsas promesas de amor ha logrado degustarla, mientras que por otro lado, se ha comprometido con Carmela, una chica de familia rica e igual de buen parecer y que también ignora por completo las infidelidades de su prometido, el desenlace es predecible, Salud, en compañía de su tío Sarvaor, se presenta en la fiesta de los recién casados para delatar ante todos los invitados el engaño del que ha sido victima, por supuesto, Paco todo lo niega, algo que agravia aun más el destrozado corazón de Salud, quien presa del desamor, muere en los brazos de su amado pronunciando dulcemente su nombre, la muchedumbre queda boquiabierta ante el cuerpo inanimado de la joven, el tío Sarvaor maldiciendo a Paco arremete en contra suya, después sonando disonantes acordes finales. el Telón cae.

La Vida Breve tuvo su estreno (después de tantas pericias) el 1° de abril de 1913 en el Casino Municipal de Niza obteniendo los mejores elogios de la critica especializada, para aquel entonces, Carlos Fernández Shaw llevaba poco más de dos años de haber fallecido, el compositor dedicó esta ópera a la memoria del destacado dramaturgo. Cante Jondo!!

Manuel de Falla (1876-1946)
"La Vida Breve" Ópera en dos actos (1904/05-09/12rev.)

Director: Eduardo Mata
Simón Bolívar Symphony Orchestra of Venezuela
Schola Cantorum de Caracas
Coro Alberto Grau
Coro Polifónico Rafael Suárez
227 MB
EAC:FLAC+Cue+Log & Covers


sábado, 26 de agosto de 2017

RE:Zwanzig Jahrhundert Mexikanische Symphonische Musik Vol. 2


A propósito del álbum de hoy, quisiera escribir algo sobre uno de los hijos más ilustres del estado de Veracruz, se trata de Eduardo Hernández Moncada, distinguido artista que nació en Xalapa el 24 de septiembre de 1899 y que prácticamente ejerció todos los campos del saber musical con eficiencia y diligencia (compositor, director de orquesta y coro, pedagogo e intérprete). En 1918 ingresaría al CNM pero iniciaría su carrera profesional en los años 20's al ganarse la vida como pianista en cafés y salas de cine (musicalizaba películas mudas), a mitades de esta década conocería a Carlos Chávez, quien (por aquellos años también se ganaba unos cuantos pesos como organista y director de la orquestina del Cine-Teatro Olimpia que se ubicaba en la calle 16 de septiembre del centro histórico de la Ciudad de México, hoy en día este "antiguo edificio cultural" es -gracias a los nefastos gobiernos marxistas del PRD- desde el 2001 la capital de la perversión sexual del DF, que poca madre!!) al fundar la Sinfónica de México en 1928 y por invitación personal integraría a Moncada a la orquesta como pianista y percusionista de fila, al año siguiente conocería a Silvestre Revueltas, quien recién había llegado de su última estadía en los EUA para ser el subdirector de la OSM, en este fructífero ambiente laboral los tres compositores entablarían una cálida amistad.

Le debemos mucho a la Providencia el que gestara el encuentro de estos grandes personajes para que dieran directriz a la vida musical del país en el pasado siglo XX (o creen que es casualidad que los tres nacieran en 1899?), el caso con Moncada es que él supo equilibrar sin prejuicio alguno influencias modernistas con raíces folklóricas dentro de un pensamiento musical -un tanto- progresista -a la par que- conservador (a diferencia de sus dos homónimos que fueron más polares en sus estilos y criterios). Ahora bien, entorno a su Primera Sinfonía cabe destacar su maduro lenguaje, una elegante orquestación y su emotiva creatividad melódica, fue estrenada en el Palacio de Bellas Artes el 31 de julio de 1942 por la Orquesta Sinfónica de México dirigida por Dimitri Mitrópoulos, afamado director griego que (murió de un infarto dirigiendo la monumental Tercera Sinfonía de Gustav Mahler, Woow!!) elogió la excelsitud y finura de la pieza, el autor de la partitura dedicaría la obra a su estimado Carlos Chávez.

Tras haber tenido una longeva vida, Eduardo Hernández Moncada fallecería un 31 de diciembre de 1995 rodeado por su familia en su lecho y sabiendo que 96 años atrás su entrañable amigo Silvestre Revueltas había nacido.

Salvador Contreras (1912-1982)
Danza Negra (1966)

Eduardo Hernández Moncada (1899-1995)
Sinfonía No. 1 (1942)

Federico Ibarra (n.1946)
Sinfonía No. 1 "Para una tumba sin nombre" (1993)

Daniel Catán (1949-2011)
Tu Son, tu Risa, tu Sonrisa (1991)

Arturo Márquez (n.1950)
"Son" para Orquesta (1987)

Director: Eduardo Díazmuñoz
Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México
290 MB
EAC:FLAC+Cue+Log & Covers

Descargar

Agradecimientos a Martín de la Rosa por compartir el álbum.

sábado, 19 de agosto de 2017

Argentum: Gianneo, Camps, Ginastera


Atención gente del Internet!! que el álbum de hoy no lo pueden dejar pasar por inadvertido, mi consigna es que deben escuchar una de las más puras expresiones del nacionalismo musical argentino y ella es El Tarco en Flor de Luis Gianneo, un poema sinfónico inspirado en los coloridos follajes de San Miguel de Tucumán (capital de la provincia homónima del noroeste de Argentina, en ella el compositor vivió de 1923-42), sitio donde la llegada de la primavera y el estío son anunciados por el nacimiento de las flores de jacarandas que pintan la ciudad de un rosa-púrpura bastante peculiar (en México las jacarandas que nacen son de un tono azul-violeta), la pieza en sus inicios es de carácter melancólico (muy común en la música argentina, a poco no?) pero paulatinamente se torna en un ambiente festivo, segmentos de ternura y lirismo describen al Tarco elogiando su belleza, la obra concluye en una paz contemplativa.

Pompeyo Camps fue un compositor que se inició en la música popular urbana tocando piano y bandoneón en distintas agrupaciones de su natal provincia de Entre Ríos, en 1947 emprendió sus estudios profesionales -particulares- con Jaime Pahissa (compositor catalán establecido en Buenos Aires una década atrás), su relación maestro-pupilo se consolidó en una entrañable amistad que perduró hasta la muerte de Pahissa ocurrida en 1969. Su Fantasía Op. 42 es una especie de fusión entre tango y vals criollo con un variado manejo de la armonía y el contrapunto.

A los 21 años Alberto Ginastera concluiría -antes de graduarse del Conservatorio de Música "Alberto Williams"- su leyenda coreográfica Panambí (designada con el Opus 1 dentro de su catálogo), el montaje escénico desafortunadamente no pudo llevarse acabo el mismo año de haber terminado la partitura (hecho que sucedería en julio de 1940), no obstante, su autor extraería del ballet una suite de concierto que se estrenó el 27 de noviembre de 1937 por la Orquesta Estable del Teatro Colón dirigida por Juan José Castro, desde aquel día Ginastera se perfiló como el compositor líder de su generación (además recibió el premio de la Comisión Nacional de Cultura 1937), no menos importante, la obra se basó en el siguiente argumento de Félix L. Erruco:

"Según narra la leyenda, Panambí era la hermosa hija del cacique de una tribu guaraní que habitaba a orillas del río Paraná. Ella debía desposarse con Guarahú -el guerrero más valiente de la tribu- quien poco antes de celebrarse la boda, es secuestrado por las las doncellas que habitan en el río. El hechicero que ama a Panambí y ha sido rechazado por la bella indígena, aprovecha esta circunstancia para vengarse de ella y con tal propósito, informa a la tribu que los espíritus todopoderosos ordenan que Panambí se arroje al río en busca de su amado. Cuando la doncella se dispone a cumplir el mandato, aparece Tupá, un dios noble, quien le ordena desistir de su deseo, castiga al hechicero convirtiéndolo en un extraño pájaro negro y restituye a Guarahú, quien emerge de las aguas para arrojarse a los brazos de su amada"


Anatoly Lyadov (1855-1914)
"Baba-Yaga" Poema Sinfónico Op. 56 (1904)

Pompeyo Camps (1924-1997)
Fantasía para Orquesta de Cuerdas Op. 42 (1961)

Luis Gianneo (1897-1968)
"El Tarco en Flor" Poema Sinfónico (1929/30)

Alberto Ginastera (1916-1983)
"Panambí" Ballet Suite Op. 1a (1937)

Ottorino Respighi (1879-1936)
"Fuentes de Roma" Poema Sinfónico (1916)

Director: Jorge Fontenla
Orquesta Sinfónica de la Universidad Nacional de San Juan [Argentina]
279 MB
EAC:FLAC+Cue+Log & Covers

Descargar

jueves, 17 de agosto de 2017

RE:Compositores Mexicanos Vol. IV


Uno de los recintos artísticos de mayor importancia de la Ciudad de México es la Sala Nezahualcóyotl que se encuentra dentro de los parajes del Centro Cultural Universitario, una edificación heredada gracias a las insistencias de Eduardo Mata por cuyo deseo de que la OFUNAM tuviese un hogar digno de una orquesta de primer orden, logró convencer al entonces rector de la Universidad, el Dr. Guillermo Soberón Acevedo, para su construcción. El proyecto fue encomendado a Arcadio Artis (destacado arquitecto mexicano de origen catalán), quien diseñó -tanto en exteriores como en interiores- una sala de conciertos fuertemente influenciada en la Berliner Philharmonie (el hogar de mi amada inmortal, la Filarmónica de Berlín), el diseño acústico corrió a cargo de Christopher Jaffe (especialista estadounidense en Acústica arquitectónica), el responsable de que su sonoridad fuera categóricamente nombrada como la mejor de América Latina (eso probablemente ya no sea vigente hoy en día). Su inauguración fue celebrada el 30 de diciembre de 1976 en un concierto-memorial ofrecido por la OFUNAM bajo la dirección de Héctor Quintanar (para dicha ocasión compuso Fiestas), desde aquel entonces la Sala Neza ha sido sede de la orquesta y la principal testigo de la vida musical universitaria.

En otro contexto, de Silvestre Revueltas vienen presentes el Canto de Guerra para las Fuerzas leales (la cual no hace falta comentar) y Colorines, una obra para ensamble pero de sonoridades sinfónicas, el compositor (con su clásico sarcasmo) dio el siguiente comentario referente a ella:

"Música de chirridos, dislocada, según respetables opiniones. Con un poco de imaginación -o tal vez con mucha- romántica, según otras. De todas maneras de un defino carácter mexicano. Música irónica, ruda, tierna, quizás hasta un poco dolorosa (¿para los oídos?)"

Complementan el álbum las graciosas Variaciones (sobre Las Mañanitas) de Alfonso de Elías y la suite Contrastes de Higinio Velázquez.

Héctor Quintanar (1936-2013)
Fiestas (1976)

Silvestre Revueltas (1899-1940)
"Colorines" Poema Sinfónico (1932)
"Canto de Guerra para las Fuerzas leales" Fanfarria para Metales, Percusión y Piano (1938)

Alfonso de Elías (1902-1984)
Variaciones sobre un Tema Mexicano (1927)

Higinio Velázquez (n.1926)
"Contrastes" Suite Sinfónica (1980)

Director: Héctor Quintanar
Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato
260 MB
EAC:FLAC+Cue+Log & Covers


martes, 15 de agosto de 2017

RE:América y Europa: El Encuentro de los Clásicos


El 2003, haciendo memoria de ese año, la política internacional se encargó de desmembrar Yugoslavia para siempre, el campo de la literatura-pop daría a luz el -nefastísimo- "Código Da Vinci" de Dan Brown (lo leí al igual que muchos curiosos........la verdad me decepcionó) y en lo deportivo la selección mexicana de fútbol ganaría la "Copa Oro" en un partido muy aburrido contra Brasil, por otro lado, recuerdo que en el mismo año la planta Volkswagen de Puebla ensambló el último Vocho del mundo, el Festival Internacional de Cine de Morelia se oficiaba por vez primera y la OSN [de México] festejaba sus 75 años de ser la agrupación musical más relevante del país (además de coincidir los 100 años de la cadena comercial Sanborns, hecho que carece de importancia para este sitio y que pasaría totalmente desapercibido sino fuera porque dicha Empresa auspició la última producción discográfica -la que comparto hoy con ustedes- de Enrique A. Diemecke al frente de dicha orquesta), por mi parte, estaba concluyendo la educación primaria e iniciaría la secundaria.

El álbum de hoy contiene íntegramente el concierto de gala que la OSN ofreció el viernes 28 de noviembre de 2003 en la sala principal del Palacio de Bellas Artes, en dicha ocasión se interpretaron obras que en conjunto son un mosaico de América y Europa, dos mundos geográficamente separados pero que históricamente han dado forma a una misma visión: Occidente, la música -en su manifestación más erudita- da testimonio de ello. Seguimos Sonando.

Alberto Ginastera (1916-1983)
Malambo (No. IV) de la Suite del Ballet "Estancia" Op. 8a (1941)

Heitor Villa-Lobos (1887-1959)
El Trenecito del Campesino de (No. IV) de Bachianas Brasileiras No. 2 (1930)

Teófilo Álvarez Álvarez (n.1944)
Marinera Trujillana (196?/7?)

Inocente Carreño (1919-2016)
"Margariteña" Glosa Sinfónica (1954)

Enrique Arturo Diemecke (n.1955)
Chacona a Chávez (1999)

Aaron Copland (1990-1990)
Hoe Down (No. IV) de "Rodeo" Cuatro Episodios Dancísticos (1942)

Blas Galindo (1910-1993)
Sones de Mariachi (1940-41rev.)

Edward Elgar (1857-1934)
Marcha No. 1 en Re mayor de "Pompa y Circunstancia" Op. 39 (1901)

Gerónimo Giménez (1854-1923)
Obertura de la Zarzuela "La Boda de Luis Alonso" (1897)

Jacques Offenbach (1819-1880)
Can-cán (Galope) del segundo acto de la Ópera "Orfeo en los Infiernos" (1858)

Gioacchino Antonio Rossini (1792-1868)
Tarantella de la "Boutique Fantástica" (Orq. de Ottorino Respighi 1919)

Johann Strauss II (1825-1899)
"Sobre el Bello Danubio Azul" Vals (1866)

Piotr Ilich Tchaikovsky (1840-1893)
"1812" Obertura Solemne Op. 49 (1880)

José Pablo Moncayo (1912-1958)
"Huapango" (1941)

Director: Enrique Arturo Diemecke
Orquesta Sinfónica Nacional de México
476 MB
EAC:FLAC+Cue+Log & Covers

Descargar

Aporte de Beto, muchas gracias!!

lunes, 7 de agosto de 2017

RE:Bretón: Obra Orquestal


Siempre he querido visitar España, es un deseo que desde mi niñez tengo pero que hasta la fecha no he podido realizar (y ganas no me hacen falta, la cultura española nunca ha sido ajena en mi vida), de todas sus comunidades la que más anhelo conocer es Andalucía (por antonomasia el iris de Iberia), pues todo en ella desde cualquier perspectiva que se vea es maravilloso, con tan bellas ciudades -cada una con una mágica historia- como Córdoba, Sevilla, Almería, Cádiz, pero especialmente, Granada, que -"de lindas mujeres de sangre y sol" como dice la canción de Agustín Lara- siendo poseedora de la imponente Alhambra (con sus atardeceres de fantasía) y el finísimo Palacio de Carlos V (el rey de los chocolates, según dicen), seducen todo aquel quien camine por sus salas, corredores, etc (bueno, yo solo me lo imagino, aún).

Ahora, entrando en materia, el álbum de hoy hace gala a la figura de Tomás Bretón y su prodigiosa maestría en la orquestación de obras puramente sinfónicas además de incluir algunos números orquestales de sus óperas (no zarzuelas, ehh), muy buena música. Olé España!!.

Tomás Bretón (1850-1923)
"Escenas Andaluzas" para Orquesta (1894)
Preludio de la Ópera "Guzmán el Bueno" (1877)
Preludio de la Ópera "La Dolores" (1895)
Sardana (Danza) del primer acto de la Ópera "Garín" (1892)
Preludio de la Ópera "Los Amantes de Teruel" (1889)
"En la Alhambra" Serenata Sinfónica (1888)

Director: Miguel Roa
Orquesta de la Comunidad de Madrid
286 MB
EAC:FLAC+Cue+Log & Covers

Descargar

sábado, 5 de agosto de 2017

RE:Tres Siglos: Tres Conciertos para Violonchelo y Orquesta


Tres directores, tres orquestas, un mismo intérprete...........Para ser sincero con ustedes, la verdad es que este álbum no es muy de mi agrado, y no es que las obras incluidas en el sean malas o poco interesantes, sino por la parca calidad interpretativa de Carlos Prieto y en especial por su deplorable ejecución del Concierto de Ricardo Castro, pues en mi libre opinión, el maestro Prieto toca (un autentico Violonchelo Stradivarius 1720) tan convincentemente desafinado esta bellísima obra que logra hasta cierto punto, desvirtuarla (por lo menos sí la parte solista). Y lo que plausiblemente da razón a mi critica es que tras haber escuchado -casi todas- las grabaciones del Mtro. Prieto (se aclara que el que escribe estas lineas no es violonchelista) percato que sus interpretaciones del convencional repertorio académico (Bach, Beethoven, etc.) en verdad son deficientes, en cambio, su holgura interpretativa con la música nueva, como por ejemplo, la Fantasía Concertante de Joaquín Gutiérrez Heras y el Concierto de Samuel Zyman (ambas obras fueron comisionadas por el y para el) son más adecuadas para su forma de "tocar".

No obstante, lo indiscutible y admirable de Carlos Prieto (que por cierto también es un hombre de letras) es su altruismo hacia con el Arte; su Mecenazgo ha sido ampliamente reconocido en el medio musical internacional por fomentar la producción de nuevas obras para Violonchelo (solo o acompañado) entre los compositores de Latinoamérica -principalmente- y demás latitudes. Dejando de lado mi soberbio comentario del párrafo anterior, la verdad es que reconozco que gente como él (Empresarios amantes de la Cultura) hacen mucha falta en México.

Joaquín Gutiérrez Heras (1927-2012)
Fantasía Concertante para Violonchelo y Orquesta (2005)*

Samuel Zyman (n.1956)
Concierto para Violonchelo y Orquesta (1990)**

Ricardo Castro (1864-1907)
Concierto para Violonchelo y Orquesta en Do menor (1895)***

Violonchelo: Carlos Prieto
Director: Carlos Miguel Prieto*
Director: Enrique Arturo Diemecke**
Director: Jorge Velazco***
Orquesta Sinfónica de Xalapa*
Orquesta Sinfónica Nacional de México**
Berliner Symphoniker***
305 MB
EAC:FLAC+Cue+Log & Covers